VIERNES, DICIEMBRE 21, 2018

Oremos

Misericordioso Dios de gozo, gracias porque Jesús es la vida que trae luz a todas las personas. Ayúdame a recibir esa luz hoy. Ayúdame a testificar sobre la llegada de Jesús a través de mis acciones. Permite que mi vida testifique de quién es él. Amén.

Leamos

Ustedes enviaron a preguntarle a Juan, y él dio testimonio a favor de la verdad. Pero yo no dependo del testimonio de ningún hombre. Solo digo esto para que ustedes alcancen la salvación. Juan era como una lámpara que ardía y alumbraba, y ustedes quisieron gozar de su luz por un corto tiempo. Pero tengo a mi favor un testimonio más valioso que el de Juan. Lo que yo hago, que es lo que el Padre me encargó que hiciera, comprueba que de veras el Padre me ha enviado. Juan 5.33-36

Reflexionemos

¿Cuáles son las obras que el Padre de Jesús le envió a hacer? En este punto del Evangelio de Juan, Jesús sano a un hombre que había estado enfermo por treinta y ocho años; sanó al hijo de un oficial romano que estaba al borde la muerte. Le dio agua a una mujer samaritana, a pesar de que los judíos y los samaritanos no se relacionaban entre sí. Él convirtió el agua en vino en una boda. Él enseñó acerca de la vida eterna en Dios y la reveló en el presente. Jesús dice que Juan el Bautista dio testimonio de su venida, como una lámpara encendida y resplandeciente. Pero las acciones de Jesús son su propio testimonio. Jesús es la vida que trae luz a todas las personas (Juan 1.4). Él no necesita que alguien hable de él: sus acciones dan testimonio de quién es. Todos somos testigos de la llegada de Jesús. Nuestras acciones revelan la vida que él ya nos ha dado, y apuntan a la plenitud de la vida que está por llegar. A medida que nos comprometemos en la obra de Jesús en el mundo -sanando, reconciliando, enseñando – ayudamos a llevar su luz a todas las personas.

Respondamos

¿Cómo pueden tus acciones dar testimonio de Cristo hoy en tu vida? Esto puede ser como tomarse un tiempo para ayudar a un amigo o a un extraño, mostrar hospitalidad, decir una palabra amable o bajar el ritmo de nuestra para reconocer la presencia de Jesús

-Conoce nuestras promociones- Descartar