SÁBADO, DICIEMBRE 22, 2018

Oremos

Misericordioso Dios de gozo, enviaste a tu Hijo a un tiempo, lugar y comunidad específicos. Gracias por todos los que vinieron antes que él. Ayúdame a recibir a Jesús en mi propio tiempo y lugar. Ayúdame a ver su papel en el linaje y la historia de mi propia familia. Amén.

Leamos

Esta es una lista de los antepasados de Jesucristo, que fue descendiente de David y de Abraham: Abraham fue padre de Isaac, este lo fue de Jacob y este de Judá y sus hermanos. Judá fue
padre de Fares y de Zérah, y su madre fue Tamar. Fares fue padre de Hesrón y este de Aram. Aram fue padre de Aminadab, este lo fue de Nahasón y este de Salmón. Salmón fue padre de Booz, cuya madre fue Rahab. Booz fue padre de Obed, cuya madre fue Rut. Obed fue padre de Jesé, y Jesé fue padre del rey David. El rey David fue padre de Salomón, cuya madre fue la que había sido esposa de Urías. Salomón fue padre de Roboam, este lo fue de Abías y este de Asá. Asá fue padre de Josafat, este lo fue de Joram y este de Ozías. Ozías fue padre de Jotam, este lo fue de Acaz y este de Ezequías. Ezequías fue padre de Manasés, este lo fue de Amón y este de Josías. Josías fue padre de Jeconías y de sus hermanos, en el tiempo en que los israelitas fueron llevados cautivos a Babilonia.
Después de la cautividad, Jeconías fue padre de Salatiel y este de Zorobabel. Zorobabel fue padre de Abihud, este lo fue de Eliaquim y este de Azor. Azor fue padre de Sadoc, este lo fue de Aquim y este de Eliud. Eliud fue padre de Eleazar, este lo fue de Matán y este de Jacob. Jacob fue padre de José, el marido de María, y ella fue madre de Jesús, al que llamamos el Mesías.
De modo que hubo catorce generaciones desde Abraham hasta David, catorce desde David hasta la cautividad de los israelitas en Babilonia, y otras catorce desde la cautividad hasta el Mesías. Mateo 1.1-17

Reflexionemos

¿Reconoce alguno de estos nombres? Detrás de cada uno hay una persona y una historia. Cada persona viene de un tiempo y un lugar. Cada una está conectada con una familia y una comunidad. Cada una juega un rol importante al contar nuestra narrativa de fe, todo el camino hasta el nacimiento de Jesús. Catorce generaciones preceden a la llegada de Jesús, comenzando con el pacto que Dios hizo con Abraham. El pacto condujo a la formación de la nación de Israel a través de los descendientes de Abraham, primero su hijo Isaac y luego las doce tribus. Cada descendiente nace a través de una mujer: matriarcas como Tamar, Rahab, Rut y Betsabé, la esposa de Urías. El rey David comienza una nueva dinastía real. El reino posteriormente se divide; el pueblo es llevado al exilio en Babilonia, y eventualmente regresa.

La historia de Israel se registra a través de su pueblo. Está representado en nombres e historias. Está encarnado en carne y hueso. Jesús nació en este linaje de fe. Su historia crece a partir de las historias de sus
antepasados. Su nombre se agrega a los otros. Él también nació en un tiempo, lugar y comunidad. Él es la culminación de todo lo que le ha precedido, el cumplimiento de sus esperanzas y de las promesas de Dios. Él es el Verbo hecho carne, la luz que brilla en la oscuridad (Juan 1.1-5).

Respondamos

Piensa en el tiempo, el lugar y la comunidad en la que naciste. ¿De qué manera estas circunstancias particulares te han formado de forma única y han moldeado tu perspectiva de la vida? ¿De qué linaje formas parte? ¿Cuáles son tus narraciones definitorias? ¿Qué historias cuentas? Es posible que desee preguntarle a un pariente y escribir algo sobre ellos.