Relexiones

La vocación solidaria y relacional de Dios es inspiradora y altamente motivacional. Digna de ser imitada por un pueblo llamado protestante (evangélico).

«… Dios está con la generación de los justos… Jehová es su esperanza» (Salmos 14:5-6).

«Estar con…» es parte de su esencia. Es ser el Dios que acompaña. Lo que llama la atención es su énfasis, los «justos» (éticamente transformados en su ser interior y personas de buenas obras) en el marco del Reino de Dios y Su Misión.