PIEDAD y FIDELIDAD

Relexiones

Son parte del carácter y conducta que definen a un discípulo de Cristo. Lamentablemente también escasea en estos días.

“Salva, oh Jehová, porque se acabaron los piadosos; Porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombres.

Habla mentira cada uno con su prójimo; Hablan con labios lisonjeros, y con doblez de corazón” (Salmos 12:1-2)

Necesitamos hacer la diferencia en esta sociedad. No con una piedad etno-céntrica y moralista, sino la piedad que inspira el Reino de Dios. Es esa forma recta de ser sin dobleces, de una sola contextura e integridad.


DESPUES DE LA TORMETA

Relexiones

Antecede a la siguiente declaración de fe, expresiones de turbación y angustia. Tales como: “hasta cuando…”. Pero al finalizar cambia el tono hacia una afirmación que dice:

“Mas yo en tu misericordia he confiado; Mi corazón se alegrará en tu salvación. Cantaré a Jehová, Porque me ha hecho bien”. (Salmo 13)

Cundo descubrimos por la confianza en Dios, que Él nos salva/rá (en el futuro). Y esto sobre la base de sucesos y/o evidencias del pasado podemos reírnos de la vida y CANTAR… De hecho, la persona que canta es una persona alegre.

A propósito, me encanta la música que canta a Dios, a la gente y la vida, y que moviliza al pueblo de Dios hacia la misión transformadora. No la que nos enajena a una piedad individualista y sin referencia al Reino de Dios y sus más nobles valores y propósitos.


¡QUE SE VEA!

Relexiones

La vocación solidaria y relacional de Dios es inspiradora y altamente motivacional. Digna de ser imitada por un pueblo llamado protestante (evangélico).

“… Dios está con la generación de los justos… Jehová es su esperanza” (Salmos 14:5-6).

“Estar con…” es parte de su esencia. Es ser el Dios que acompaña. Lo que llama la atención es su énfasis, los “justos” (éticamente transformados en su ser interior y personas de buenas obras) en el marco del Reino de Dios y Su Misión.


NUESTROS VALORES

Relexiones

El perfil de los que comparten intimidad con Dios en su hábitat (tabernáculo, monte santo) están signados por algunos valores fundamentales. Mira lo que plantea el texto que aprendí hoy:

Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón (Salmos 15:1-2)

INTEGRIDAD, JUSTICIA Y VERDAD. Son valores fundamentales. Los últimos Salmos estudiados, me hablan (personalmente) sobre la “justicia”. Esta se entiende como “rectitud moral” y “buenas acciones u obras”.


POR FIN SEÑOR!!!

Relexiones

Llegaron los días de bendición para mis seres queridos (familiares y amigos). Mira en qué consiste la bendición:

“Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa; Tú sustentas mi suerte. Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos, Y es hermosa la heredad que me ha tocado”(Salmos 16:5-6).

“Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma; Mi carne también reposará confiadamente; 10 Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción. 11 Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre (Salmos 16: 9-11).

DIOS (Jehová es: (a) la herencia hermosa; (b) copa de alegría, que trae alegría y gozo al alma; (c) confianza al cuerpo humano; (d) guía por la senda de vida frente a la muerte; y (e) vida deleitosa al lado de Dios).


UN VERDADERO COMPROMISO

Relexiones

La expectativa y anhelo personal de una “vida justa” se ve desafiada cuando un seguidor de Jesús alcanza Su plenitud. Llega a la meta de ser como El.

“En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia; Estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza” (Salmos 17:14).

El compromiso con la “justicia” de Dios es clave. Y esto, se constituye en la utopía a seguir y vivir.

¿Para qué sirve la utopía? ¡Pues bien para alentar y desafiar nuestro caminar!


TRIUNFOS!!!

Relexiones

¿A quién no le gustan? Ayer mi Ecuador del alma (sin patriotismo) le gano a Portugal con sus poderosos jugadores (C. Ronaldo y otros) en su propia cancha 3-2. Pero Ecuador tiene lo suyo (Valencia y otros).

Es un hecho, fuimos diseñados para triunfar, sin triunfalismos. Esta vez, me refiero a ti y a mí como “servidores en la Misión de Dios”. Por ello vale evocar las palabras del salmista:

“Por tanto yo te confesaré entre las naciones, oh Jehová, Y cantaré a tu nombre. Grandes triunfos da a su rey, Y hace misericordia a su ungido, A David y a su descendencia, para siempre” (Salmos 18:49-50).

La lección espiritual es que quien nos da el triunfo en todos nuestros conflictos y desafíos es el misericordioso Dios. Por ello, “confieso”, y “canto”. Así veré, me seguiré viendo a mí y a mis hijas/o, como “triunfadores” en la Misión de Dios y en su desarrollo personal, familiar y social.


LA CAPACIDAD DE AUTOEVALUACION

Relexiones

Como disciplina de vida es vital en nuestra cotidianidad. A propósito la palabra nos invita a cuestionarnos.

¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. 14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío (Salmos 19:12-14).

Las cosas fundamentales a evaluar son: nuestros errores, la soberbia, nuestras expresiones verbales, la meditación intrapersonal que está delante de Dios. “Antes de evaluar a otros…aprendamos a evalúanos a nosotros mismos”.

¡Dejemos que Dios se encargue de los demás! ¡Seamos responsables por nosotros mismos!


CONVICCIONES

Relexiones

Que ayudan a vivir de pie con la frente en alto.

“Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria. Ellos flaquean y caen, Mas nosotros nos levantamos, y estamos en pie” (Salmos 20:7-8).

¿La clave? Tener a Dios en la memoria… Pues, El es el motor de todo en nuestro ser.


GRATITUD y CONFIANZA

Relexiones

Son virtudes que debemos cultivar…

El rey se alegra en tu poder, oh Jehová; Y en tu salvación, ¡cómo se goza! 2 Le has concedido el deseo de su corazón, Y no le negaste la petición de sus labios. Selah 3 Porque le has salido al encuentro con bendiciones de bien; Corona de oro fino has puesto sobre su cabeza. 4 Vida te demandó, y se la diste; Largura de días eternamente y para siempre. 5 Grande es su gloria en tu salvación; Honra y majestad has puesto sobre él. 6 Porque lo has bendecido para siempre; Lo llenaste de alegría con tu presencia. 7 Por cuanto el rey confía en Jehová, Y en la misericordia del Altísimo, no será conmovido (Salmos 21:1-7).

En el caso del Salmista agradece porque: (1) Dios lo ha salvado: (2) Concedido deseos; (3) Bendecido; (4) Otorgado reconocimiento, honra, majestad (corona); (5) Largura de días; y (6) Brindado alegría.

¿La clave para permanecer y no ser conmovido? CONFIAR en Jehová y su misericordia.