Relexiones

La ética del Reino es práctica y no está viciada de tradiciones impuestas. El consejo de la Palabra es:

«Apártate del mal, y haz el bien; busca la paz, y síguela» (Salmos 34:14).

San Anselmo decía «…amar y hacer en libertad lo que se desee». ¿Cuál es el marco referencial? La conciencia ética moldeada por la Palabra. Pues esta define lo que es » el mal» y no un documento extra bíblico. Además, se requiere una orientación de vida hacia el bien que se expresa mediante «la paz y un estilo de vida diario».

Basta de moralismo y doble moral…. ¡vivamos la ética del Reino basado en la Palabra de Dios!