Relexiones

Son virtudes que debemos cultivar…

El rey se alegra en tu poder, oh Jehová; Y en tu salvación, ¡cómo se goza! 2 Le has concedido el deseo de su corazón, Y no le negaste la petición de sus labios. Selah 3 Porque le has salido al encuentro con bendiciones de bien; Corona de oro fino has puesto sobre su cabeza. 4 Vida te demandó, y se la diste; Largura de días eternamente y para siempre. 5 Grande es su gloria en tu salvación; Honra y majestad has puesto sobre él. 6 Porque lo has bendecido para siempre; Lo llenaste de alegría con tu presencia. 7 Por cuanto el rey confía en Jehová, Y en la misericordia del Altísimo, no será conmovido (Salmos 21:1-7).

En el caso del Salmista agradece porque: (1) Dios lo ha salvado: (2) Concedido deseos; (3) Bendecido; (4) Otorgado reconocimiento, honra, majestad (corona); (5) Largura de días; y (6) Brindado alegría.

¿La clave para permanecer y no ser conmovido? CONFIAR en Jehová y su misericordia.