Untitled-1Vidas transformadas por el poder de la palabra de Dios, fue algo que pudimos vivir en la Isla Trinitaria (barrio urbano-marginal al sur de Guayaquil), donde el proyecto “Leer para Vivir” nos muestra increíbles resultados.

Hay factores de riesgo que generan violencia física y sicológica en la sociedad, y nuestras familias no se encuentran exentas de esta realidad.

El proyecto “Leer para vivir” busca, a través de sus materiales de estudio, relacionar situaciones del diario vivir con la Palabra de Dios, y de esta forma guiar a sus participantes a una vida bajo los principios bíblicos.

Sabemos que toda persona es hecha a imagen de Dios (Génesis 1.26-27), por ello, todos tenemos derecho a ser tratados con respeto, amor y dignidad.

Jesús dijo: “Esto, pues, es lo que les mando: Que se amen unos a otros” (Juan 15.17). Dios no aprueba ninguna forma de violencia, nadie debe ser maltratado o abusado.

El proyecto “Leer para Vivir”, contiene una serie de temas como: Baja autoestima, mal uso del dinero, mal uso del poder, mal manejo de la ira, el alcoholismo, entre otros, los cuales ayudan al participante a mejorar su relación con su familia, comunidad e iglesia, a fin de que todas sus acciones promuevan la vida y la paz.

Sociedades Bíblicas Unidas en Ecuador, promueve este tipo de proyectos en conjunto con otros países de América Latina, para abordar esta problemática social.

Tuvimos la oportunidad de comenzar nuestra labor en la Isla Trinitaria, al sur de Guayaquil, donde encontramos familias separadas, violencia, vicios, etc., que lastimosamente son situaciones que se repiten en los testimonios de los participantes. Sin embargo, la alegría no podían ser contenida al momento que comparten como la Biblia y el proyecto “Leer para Vivir” está cambiando sus vidas.

Nuestro anhelo de seguir trabajando para que más familias puedan ser beneficiadas de este proyecto está latente, te invitamos a escribirnos a proyectos@sbuecuador.com y conocer más sobre este proyecto, y cóm  o poder ser parte del mismo.

Tus oraciones y ofrendas son muy importantes, juntos continuemos trabajando para que “la Biblia cambie vidas”.

¡Se parte de la misión!

LPV_isla_trinitaria