Relexiones

La Biblia es la luz de Dios a nuestro alcance. No son «verdades relativas». Es la verdad que guía y nos encamina por el sendero al que los judíos pensaban era morada de Dios. De ahí el enfoque:

«Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán; me conducirán a tu santo monte, y a tus moradas Entraré al altar de Dios, Al Dios de mi alegría y de mi gozo; y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios mío». (Salmos 43:2-3).

Acto seguido nos corresponde entrar a la intimidad con Dios, ilustrado en la figura del «altar» con expresiones de alegría, gozo y música. Pero con un distintivo particular haciendo de Dios alguien con quien mantenemos una relación personal y comunitaria.

¡Por la Palabra hacia una relación personal y comunitaria con Dios!

-Conoce nuestras promociones- Descartar