Jesús enseña quién es más importante

 

«Ustedes me piden como prueba una señal, pero son malos y no confían en Dios. La única prueba que les daré será lo que le pasó a Jonás. 30 Así como él fue señal para los habitantes de la ciudad de Nínive, así yo, el Hijo del hombre, seré una señal para la gente de este tiempo.

31 »La reina del Sur se levantará en el día del juicio, y hablará contra ustedes para que Dios los castigue. Ella vino desde muy lejos para escuchar las sabias enseñanzas del rey Salomón, ¡y ustedes no quieren escuchar mis enseñanzas, aunque soy más importante que Salomón!

32 »En el juicio final, la gente de la ciudad de Nínive también se levantará, y hablará contra ustedes. Porque esa gente sí cambió de vida cuando oyó el mensaje que le anunció Jonás. ¡Pero ustedes oyen mi mensaje y no cambian, a pesar de que soy más importante que él!»

Lucas 11.29-32 TLA

 

Jesús se indigna ante la proliferación de falsos mesías o profetas, que engañan a toda una generación.

El evangelio de hoy es como una espina que se clava en el corazón. En ocasiones caemos en la tentación de atar nuestra fe a la realización de signos extraordinarios y espectaculares por parte de Dios. Es propio del cristiano orar a Dios y pedirle de acuerdo a nuestras necesidades. Dios dice que lo que pidamos con fe se nos concederá. Pero otra cosa es chantajear a Dios y peor aún, manipular la conciencia de los creyentes con espectáculos casi teatrales. Vale la pena recordar que los grandes milagros de Dios están en la cotidianidad de la vida, en el aire que respiramos, la sonrisa de un niño, el abrazo de un amigo.

Jesús es más que Jonás y la Reina del Sur (ambos son personajes muy importantes en las historias del Antiguo Testamento). Jesús es el verdadero y auténtico milagro de Dios compartido con toda la creación. Su presencia y su mensaje son en sí mismos una confirmación de la voluntad de Dios de hacer las paces con la humanidad y muestra definitiva de su amor hacia nosotros. Jesús es el mensajero y medio; “por medio de Cristo, Dios perdona los pecados y hace las paces con todos. de que dios estaba reconciliando en él al mundo consigo mismo” (2 Corintios 5.19 TLA)

Hagamos el ensayo de hacer una lista de todos los milagros que hace Dios en un solo día. Seguro nos sorprenderemos. ¡Dios es fiel y su amor dura para siempre!

 

ORACIÓN

Dios nuestro, te agradecemos la oportunidad de hablar contigo, y porque siempre estás cerca nuestro. Te presentamos nuestras necesidades, porque sabemos que te preocupas por nuestro bienestar integral, de cuerpo, alma y espíritu. Pedimos que intervengas en nuestras enfermedades, dolores, angustias y crisis cotidianas, porque sabemos que siempre lo haces.

No queremos que se haga nuestra voluntad, sino la tuya, como nos enseñó tu Hijo Jesús en la oración que nos enseñó. Mientras actúas, Padre bueno, nos aferramos a Jesús, porque en él y con él tenemos suficiente y la seguridad de tu amor y buena voluntad para con nosotros. Queremos decirte que Jesús es el centro de nuestra vida, y quien nos llevará a puerto seguro.

Esperamos tu bendición, consuelo y aún tu corrección si hemos obrado mal, por acciono y omisión. En tu Espíritu nos fortalecemos. Oramos en Jesús. ¡Amén!

-Conoce nuestras promociones- Descartar